Los tipos y giros de industria que necesitan una fuente de aire comprimido son muy diversos, la diferencia se marca al hablar de aire comprimido de calidad. El cuidado del aire que no tiene contacto con el producto final que se produce no se compara con el que sí lo tiene y es este sector el que necesita preocuparse por el aire comprimido de calidad. Aire comprimido de calidad

Aunque hay un gran sector de los productores de alimentos que no conoce a profundidad los problemas que puede provocar la producción con aire comprimido sin calidad, hay algunas certificaciones y normas que orientan su uso. El aire comprimido sin tratar es peligroso si tiene contacto, sobre todo, con productos alimenticios, ya que contiene polvo y aceite.

Es por eso que el uso de compresores libres de aceite es imprescindible en la industria, para reducir y mantener el aire comprimido de calidad. Este tipo de compresores de aire comprimido de calidad, por normas internacionales debe aplicarse también  en los procesos de preparación, fabricación, envasado, almacenamiento, transporte, distribución, manipulación, venta o suministro. Al igual que otros, los compresores libres de aceite, deben de responder a las capacidades y necesidad de la empresa para mantener y eficientar el ahorro de energía eléctrica.

¿Cómo el aire comprimido de calidad está libre de aceite? Por el tipo de compresor y el sistema de filtración. Los compresores libres de aceite como la Serie DS-13 de Sullair, operan sin aceite en el elemento de compresión, sin embargo esto no garantiza que el aire esté completamente limpio, por  lo que el sistema de filtración se encarga de terminar la producción de aire comprimido de calidad.

Además del aceite, el aire comprimido de calidad debe estar libre de algunos otros tipos de contaminación, dependiendo el uso final que se le dará. Algunas fuentes y tipos de contaminación que no están presentes en el aire comprimido de calidad son:

  • Aire atmosférico, sí, el aire “corriente” carga una gran cantidad de contaminantes, como el vapor de agua, vapor de aceite y microorganismos.
  • El compresor de aire, para su funcionamiento, los equipos están lubricados con aceite y éste se filtra en la etapa de compresión. Además del agua después de la compresión y durante el proceso de enfriamiento.
  • Otra fuente de contaminación para el aire comprimido de calidad son los dispositivos de almacenamiento y distribución, ya que la infraestructura por lo regular está compuesta por materiales que se oxidan o desprenden elementos tóxicos.

La instalación del compresor correcto, depende del análisis del proceso para el que se utilizará, de la definición de si es aire comprimido de calidad o para empacado. Por esa razón la necesidad de contar con auditorías, mantenimiento y capacitación constante.

¿Necesitas ayuda o tienes dudas? ¡Contáctanos!