Un factor común entre las empresas que utilizan un compresor de aire, es la ausencia de un plan de  ahorro de energía en aire comprimido, que les permita ser eficientes ahorrando energía eléctrica y sacando el máximo provecho de su equipo.

Aunque el aire comprimido es la fuente de energía más utilizada en las instalaciones industriales, la falta de información o actualización en el tema del ahorro de energía en aire comprimido, aumenta costos. Cabe mencionar que, en promedio, el 20% de energía que se consume en una empresa es provista por un compresor de aire comprimido, sin embargo hay algunas que superan el 50%.

La forma más fácil y segura para garantizar el ahorro de energía en aire comprimido, es a través de las auditorías por profesionales. En Compresores Maqpower tenemos una serie de factores a revisar, además del equipo mismo, para orientar y mejorar el ahorro de energía de aire comprimido sin importar el giro de la industria.

En Compresores Maqpower nos ocupa el cuidado y ahorro de energía en aire comprimido, por lo que te recomendamos las siguientes estrategias -además de agendar tu auditoría para el ahorro de energía en aire comprimido-, para que comiences desde hoy a eficientar tus consumos.

1. Para lograr el ahorro de energía en aire comprimido, asegúrate de estar utilizando el 100% de la capacidad de tu compresor de aire, es probable que parte de la energía que se genera o se está invirtiendo no está controlada. Analiza el consumo y al mismo tiempo considera la posibilidad de utilizar el resultado lateral del proceso de compresión, como el calor.

2. Nada mejor para el ahorro de energía en aire comprimido que analizar el compresor instalado, hazte la pregunta, ¿el compresor de aire que está instalado es el correcto para el tamaño o necesidades de la planta? Está más que claro que la compra de un nuevo equipo es una decisión importante, sin embargo a veces es más costoso, a largo plazo, desaprovechar la energía que conseguir un compresor de aire indicado. Si se tiene el ahorro de energía en aire comprimido, se debe tener claro que para lograrlo será necesario tomar decisiones importantes.

Si después de ejecutar este par de estrategias, el ahorro de energía en aire comprimido, no mejora, es importante solicitar una auditoría con expertos, así recibirás el análisis a profundidad y la detección de oportunidades. No siempre se trata de adquirir un nuevo compresor, sino de afinar los detalles de consumo, atender a las métricas del equipo instalado y dar mantenimiento oportuno es suficiente para comenzar con el ahorro de energía en aire comprimido.

Aunque puedes encontrar mucha información en línea sobre el ahorro de energía en aire comprimido, nada mejor que una llamada de consulta para considerar los detalles especiales de tu empresa.