Los compresores de tornillo se han convertido en un tipo dominante en la industria, ya que su versatilidad funciona para una gran variedad de aplicaciones y funciones.

Este tipo de compresores cuentan con un par de rotores internos que empujan el aire o gas reduciendo su volumen y aumentando su presión hasta alcanzar la requerida para que la planta pueda operar.

Existen dos tipos de compresores de tornillo: lubricados y libres de aceite.

Compresores Lubricados

En este caso se inyecta aceite en la cámara de compresión cumpliendo tres funciones básicas:

  1. Lubricar rotores, baleros y la carcasa para evitar oxidación.
  2. Despejar el calor causado por la compresión
  3. Funcionar como sello entre los rotores para evitar retornos de aire hacia la succión.

Compresores Libres de Aceite

Actualmente son más requeridos debido a nuevas normativas que exigen una calidad de aire clase 0 y estos equipos cumplen con ello al no utilizar ningún tipo de lubricante dentro de la cámara de compresión (conoce como debe ser tu cuarto de compresores dando clic aquí) asegurando un aire limpio para industrias como la alimenticia, farmacéutica, electrónica, entre otras.

Sabemos que elegir entre todo los tipos compresores puede ser todo un reto; por ello si buscas algún tipo de compresor en especial o aún no estás seguro de cuál es el compresor que tu empresa necesita para ser más eficiente ¡No te preocupes! En Maqpower contamos con un equipo de especialistas que pueden asesorarte en tu búsqueda, solo haz click aquí y recibe más detalles.